Oxigenoterapia facial, adiós a los granitos y las irritaciones que provoca el uso de la mascarilla

Los tratamientos de oxigenoterapia facial se utilizaban hasta hace muy poco para aportar una dosis extra de hidratación a las pieles apagadas.

Ahora, además de dar vida y luminosidad al rostro, la oxigenoterapia se ha revelado como la solución más adecuada a los problemas de la piel surgidos a raíz del uso continuado de mascarilla.

¡Y no son pocos los daños que resuelve!

Oxigenoterapia facial

La oxigenoterapia es la solución al llamado maskné

La oxigenoterapia sirve para tratar: acné , rozaduras, dermatitis, rosácea , rojeces y ezcemas; también, el ya bautizado como maskné, un nuevo tipo de acné surgido precisamente por el uso diario y prolongado de la mascarilla como método de protección frente al Covid-19, y que se manifiesta con manchas, granos, rozaduras, rojeces y espinillas.

Los dermatólogos advierten de la importancia de prestar atención a estas alteraciones cutáneas, que consideran mucho más importantes que un tema¡ meramente estético.

De hecho, la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó el pasado mes de abril el informe Asesoramiento sobre el uso de máscaras en el contexto de COVID-19 en el que alertaba de que las mascarillas son una fuente potencial de infección y pueden incluso provocar problemas de hongos.

El peligro afecta a todo tipo de mascarillas, también las de algodón, y sucede porque entre ellas y la piel se genera un microambiente en el que la humedad aumenta y se retiene.

Para evitar el daño o combatirlo en caso de que haya surgido algún problema, los dermatólogos recomiendan la aplicación de tratamientos de oxigenoterapia por ser una técnica no invasiva y no agresiva, puesto que que no precisa cirugía ni la toma de medicamentos.

Además, es indolora y, por si fuera poco, los resultados se notan desde la primera sesión.

oxigenoterapia facial Etherma

¿En qué consiste una sesión de oxigenoterapia facial?

El tratamiento de oxigenoterapia facial consiste en la aplicación de oxígeno puro y frío sobre la piel del rostro.

Como el gas se rocía a presión, por medio de inyectores, penetra fácilmente en la piel y desde el primer momento empieza a actuar.

Los primeros efectos de la oxigenoterapia en nuestra piel son la estimulación de la circulación sanguínea y la producción de colágeno, lo que aporta luminosidad y vitalidad a la piel, que vuelve a estar lisa y suave.

Tras varias sesiones no sólo desaparecen los problemas que la mascarilla haya podido causar, sino que además las líneas de expresión y las cicatrices se atenúan, las manchas y las ojeras desaparecen, la piel se tersa y el óvalo facial se redefine.

Todo ello convierte a la oxigenoterapia en un tratamiento único para eliminar los signos del envejecimiento y del estrés del rostro.

Conclusión

En resumen, las mascarillas han llegado para quedarse durante una larga temporada dado que son, junto a la distancia social de seguridad, la principal medida de protección frente al Covid-19.

Finalmente, gracias a ellas aumenta la protección frente al contagio del virus, pero a cambio pagamos un peaje que se hace visible en la delicada piel del rostro en forma de granitos e irritaciones, entre otros problemas.

Afortunadamente, nada que la oxigenoterapia facial no pueda solucionar en unas pocas sesiones.

No hay comentarios

Pon un comentario

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vacio